Biblioteca Popular José A. Guisasola


Lecturas


Relato de humor, por Morelos Kyonin

Lo que ahora se llama minimalismo es una corriente de pensamiento que está poniendo en crisis el estilo de vida capitalista.
Es un cáncer que se debe erradicar porque los minimalistas dejan de gastar dinero y se enfocan en cosas sin sentido como la “paz interna” y el “bienestar”.
¿Dónde quedaron los días en los que la gente compraba y coleccionaba? ¿Qué pasará con la industria del entretenimiento? ¿Hacia dónde va el mundo?
Nuestro deber es parar en seco este movimiento internacional y traer a toda esa gente al camino de vivir en eterna deuda y acabar con su dinero y tranquilidad.
Por eso presentamos esta lista de 25 puntos por los cuales odiamos a los minimalistas.

1. Dejan de comprar y se enfocan en la paz interna.

2. Son inmunes a la publicidad.

3. Ven poco (o nada) de televisión. Sólo leen, escriben e investigan cómo mejorar sus vidas.

4. Se enfocan en la experiencia, no en los regalos.

5. Se mudan a ciudades pequeñas.

6. Caminan o usan bicicleta. Ya no usan el auto.

7. Intercambian, reciclan y reemplazan en lugar de renovar y comprar siempre artículos nuevos.

8. Crean e inventan. ¿Pero esta gente no compra nada?

9. Forman comunidades de ayuda y consejos, en lugar de estar aislados y preocupados por sus pertenencias.

10. Emprenden negocios modestos basados en Internet, en lugar de montar oficinas para decenas de empleados.

11. No trabajan en oficinas. Les da tiempo de ejercitarse, meditar y disfrutar la vida. Malditos.

12. No van a restaurantes, se divierten cocinando su propia comida. ¡Qué locura!

13. Van al mercado comunitario en lugar de al supermercado.

14. Compran alimentos locales porque piensan que son más baratos y apoyan a los productores de su comunidad.

15. Filtran su propia agua y no compran nuestras caras e inútiles botellas. ¡No entienden nada de estatus ni salud!

16. Investigan todo el tiempo maneras en las que pueden mejorar su hogar.

17. Son amables y pacientes con toda la gente.

18. Contagian al mundo con sus sonrisas.

19. Son honestos. No se enfrascan en chismes ni mentiras.

20. Algunos de ellos son budistas y creen en la libertad.

21. Disfrutan su tiempo a solas y ya no acuden a centros nocturnos ni bares.

22. Son organizados y limpios.

23. No gastan en decoración. Detestan la saturación de sus espacios de trabajo y hogares.

24. No visten de corbata o etiqueta, usan ropa modesta. Y además tienen poca. ¿Qué pasará con las grandes cadenas de ropa de lujo?

25. Prefieren caminar en un parque a gastar dinero en atracciones.


Como ven, el minimalismo y sus seguidores tienen que ser detenidos en seco.
No permitamos que esta idea siga creciendo. El bienestar de las corporaciones depende de ello.
Gracias.


••••••

Visto y leído en chocobuda




Ilustración: Bernardo Erlich


.¸.•*¨*•¸¸.•*¨*•..•••¸¸¸.•*´¯`••¸¸¸.•*

5 acciones para no vivir la vida intensamente
[Minimalismo extremo] Por Morelos Kyonin

Los carteles motivacionales gritan a toda costa que debemos ser felices. En la radio y televisión nos impulsan para vivir la vida siempre con intensidad; exagerar las emociones y poner nuestra atención donde no debería estar.

Vive como si no hubiera un mañana.
No te preocupes por el futuro.
Disfruta todo momento.
Cuando ames dalo todo.

Este tipo de frases nos venden acciones de fantasía que sería muy agradable tomar como estandarte para movernos por el mundo. Facebook está lleno de ellas. Pero lo que estos lugares comunes no te dicen es cómo lograrlo.

El concepto de vivir la vida con intensidad es muy atractivo y es una gran herramienta de venta. Lo que nadie dice es que si vivieras tu vida de la manera que pintan los anuncios y los mensajes motivacionales en Facebook, estarías muerto.

Sería como subir a tu auto, encenderlo y pisar hasta el fondo el acelerador. La máquina se esfuerza al máximo y ruge, quema gasolina de forma excelente, sale mucho humo del escape… pero en un momento te quedaste sin combustible, algo falló o explotó la máquina. Y al final no llegaste a ningún lado.

Por eso creo que es mejor buscar un equilibrio y enfocarse en lo que importa.
No se trata de disfrutar cada momento porque eso es una falacia. La vida incluye el dolor y las etapas difíciles.
Se trata de vivir con lo que hay; de ser el momento. Si hoy tienes tristeza, sé tristeza. Si hoy tienes enojo, sé enojo. Si hoy hay risas, sé risa.
Para hallar nuestro camino a la felicidad debemos dar tumbos por la vida, encontrando barreras y haciendo lo mejor para librarlas.

Y existen acciones que, sin importar el país o cultura, ayudan a encontrar una mejor vida.

Lee más
Todo libro que terminas desarrolla más tu inteligencia e imaginación y colabora a darte más cultura.

Posee menos
La regla de oro del minimalismo es menos es más. Y aquí sólo hay que aplicar lógica simple: entre más tienes, más preocupaciones vienen.

Las cosas son sólo cosas
Estamos muy acostumbrados a depositar nuestra felicidad en objetos materiales. Hay que entender que la plenitud siempre ha estado dentro de nosotros. No dejes que los objetos te reafirmen como persona.

Olvídate de los caprichos
Los caprichos son trozos de sufrimiento que trascienden al plano físico. Son el reflejo de tu deseo y avaricia. Si los dejas de lado, las cosas te serán mucho más sencillas.

No esperes nada de la gente
Las personas actuamos de forma libre con base en nuestro marco de referencia y cultura. Jamás esperes que alguien vaya a reaccionar como lo deseas. Entrena para aceptar a las personas como son, con las decisiones que tomen.


Por supuesto que puedo seguir escribiendo más al respecto, pero el mensaje sería el mismo. Vivir con la intensidad que se nos vende, irrumpe nuestra tranquilidad y equilibrio.
Es mejor tener una vida que se vaya por el camino de en medio, en la que se puede gozar lo que llega y en la que no se le huye al dolor ni a la tristeza.

Así que hoy digo: ¡No vivas tu vida intensamente!
Eso también es minimalismo.

••••••

Visto y leído en chocobuda



Ilustración: Bernardo Erlich


.¸.•*¨*•¸¸.•*¨*•..•••¸¸¸.•*´¯`••¸¸¸.•*


“Por una biblioteca popular más inclusiva, solidaria y comprometida con la sociedad”
Ir Arriba